El empresario Constantino Bonaduce, afirma que Anzoátegui como estado petrolero tiene ungran potencial de desarrollo, pero cree que se deben establecer mecanismos para incentivar la inversión


La vocación petrolera y gasífera del estado Anzoátegui lo ubicó a finales de la década de los 90 e inicios del 2000, entre las entidades consideradas polo de desarrollo y de atracción para miles de personas que vislumbraban un futuro promisorio, atraídos por las inversiones extranjeras que entonces motorizaban la economía local.

A casi dos décadas de aquella bonanza generada por la construcción de mejoradores de crudo en el condominio industrial José Antonio Anzoátegui, dinamizador del empleo y de sectores como la construcción y el comercio, el estado,  al igual que el resto del país cayó en una recesión derivada del cierre de empresas e inestabilidad política, lo cual se vio reflejado en la caída del empleo, paralización del aparato productivo y quiebre del tejido industrial.

El empresario Constantino Bonaduce, hizo este preámbulo para proponer como pertinente la puesta en marcha de una serie de medidas por parte del Estado venezolano, gobernaciones y alcaldías,  que incentiven la inversión en sectores claves para la economía interna a fin de revertir los efectos de la crisis.

Entre las acciones pertinentes menciona la reducción de aranceles, aplicación de períodos de gracias y exoneración de impuestos,  así como condiciones especiales para emprendedores y empresarios que arriesguen su capital en la promoción de actividades que potencienel empleo y la producción de bienes y servicios para revertir la crisis.

Cita además el establecimiento de un esquema jurídico que garantice reglas del juego claras, que permita ainversionistas tanto propios como foráneos actuar con la certeza de que sus capitales tendrán retorno en elmediano ylargo plazo.

Constantino Bonaduce refiere que experiencias de este tipo han sido exitosas en entidades como Carabobo, donde se logró consolidar uno de los parques industriales más sólidos del país, subrayando que en la zona centro occidental del territoriono obstante la recesión actual, es evidente el empuje de la zona industrial de Valencia, una de las más importantes y versátiles del país, esta formula es perfectamente viable para el estado Anzoátegui.

Cita además el establecimiento de un esquema jurídico que garantice reglas del juego claras, que permita ainversionistas tanto propios como foráneos actuar con la certeza de que sus capitales tendrán retorno en elmediano ylargo plazo.

Constantino Bonaduce refiere que experiencias de este tipo han sido exitosas en entidades como Carabobo, donde se logró consolidar uno de los parques industriales más sólidos del país, subrayando que en la zona centro occidental del territoriono obstante la recesión actual, es evidente el empuje de la zona industrial de Valencia, una de las más importantes y versátiles del país, esta formula es perfectamente viable para el estado Anzoátegui.